Archivo por meses: noviembre 2012

LO-20 Punto peligroso con lluvias.-

policia logroño logrono tráfico accidentesDe esos peligros que no se ven hasta que un día alguien muere. Éste es un 2×1:

  1. En el carril izquierdo que veis se forma una balsa de agua enorme. Existe el riesgo de aquaplaning y colisión.
  2. El riesgo invisible lo provoca la gran ola de agua que al circular por la zona superior, cae sobre los vehículos que circulan por la LO-20.

El año pasado lo presencié: Salir del túnel bajo la rotonda de Avd. Madrid con Salustiano Olozaga, y encontrar una manta de agua cayendo unos metros por delante.

Algo a priori sin peligro que cambia si cae sobre el parabrisas de un vehículo. Esta mañana los vehículos circulaban al trabajo con prisa: adelantamientos, circulación en paralelo; lo normal, justo igual que dos segundos antes de producirse cualquier accidente. Sigue leyendo

Noche de teclas.-

logroño, logrono, policiaVaya nochecita de salón y silla. Debajo de la mesa Mote asegura de vez en cuando mi presencia apoyando su cabeza en mis pies. El bicho incomoda un poco, pero también yo a él con algún ruido que de vez en cuando le despierta.

Un poco más retirado, en el centro de la estancia, Cuco es el Rey de la alfombra. No sé que le pasa a este bicho; si tiene que ver con la comida, con su páncreas inútil, con las pastis de Lypex que le meto, o con el pan que de vez en cuando se ganan por su amable carácter -creo que desde hace un par de semanas que se comiera una barra y media grande de pan sobado y duro, está empachado; y lo que antes era ver el pan y relamerse el hocico, ahora me mira como si fuera un castigo-. El caso, os decía, que no se que le pasa, y sin embargo… puedo ‘olerlo’ a varios metros, grrrrrrrrr :)

Las horas se me han ido de las teclas. Estoy escribiendo una exposición de motivos o Proyecto. Sigue leyendo

Rampas de accesibilidad bus urbano.-

Hay que depender de una silla de ruedas para entender las dificultades que para la mayoría pasan desapercibidas.

Con el frío de esta tarde, sólo uno de los dos discapacitados físicos que aguardaban al urbano pudo subir. En el autobús viajaban dos carricoches de niños en los reservados para discapacitados. El chico en silla de ruedas, con sonrisa amable, indicó que esperaba al siguiente.

Sigue leyendo