Archivo de la categoría: Drogodependencias

LA NOCHE COMENZÓ CALIENTE.

LA NOCHE COMENZÓ CALIENTE

Los vecinos de un inmueble del Casco Antiguo están muy hartos, casi “quemados”, por uno de sus vecinos. Este individuo, con amplio historial delictivo, ha ocasionado dos incendios en su domicilio en menos de un mes.

A los nervios de abandonar con prisa el edificio, se suma la rabia de no encontrar solución que acabe con el malestar que el citado vecino provoca: alojamiento de otros toxicómanos o delincuentes, que a veces acaba en peleas; ocultación de objetos robados, escalo por la fachada del inmueble y patios, etc.

Cuentan con indignación cómo hace unas semanas, en el anterior incendio, lo único que reparó el seguro de responsabilidad contratado por la Comunidad de Propietarios fue precisamente la vivienda del autor del incendio, que precisamente es el único vecino que no paga la cuota comunitaria. Y comentan que tuvieron que “pelear” con la compañía para que se hiciera cargo de la pintura en una parte de la escalera.

Sigue leyendo

“VÍCTIMAS SOCIALES”.

víctimas sociales

Ni todas las personas normales son buena gente u honradas, ni todas las personas que consumen drogas o beben alcohol de forma esporádica o bajo abstinencia, son víctimas sociales.

Vivimos entre la reinserción que dictamina la Constitución, y la justicia de compensación que exigimos las víctimas.

Cuando pensamos en asesinos de ETA o carcaños, no los victimizamos por las presuntas manipulaciones a que fueron sometidos, o familias desestructuradas de las que provienen.

Sigue leyendo

¿QUIERES DARME EN EL CULO CON LA PORRA?.-

Juro que hay momentos en los que piensas que nos están gastando una broma con cámara oculta; que el circo ha llegado a la ciudad, escapando sus animales más dispares de las jaulas; o que a los bufones de palacio el alcohol y polvo blanco se les ha ido de las manos. Todavía se dejaba ver restos de ese blanco en el moquillo de la nariz de alguno de ellos.

Estos breves segundos que grabo no son nada con el surrealismo con el que nos vemos obligados a lidiar, en este caso, a la salida de una discoteca.

Sigue leyendo

San Mateos nocturno policiales, viernes 15: la víspera.-

policia local logroño logronoLas calles del centro resultan algo extrañas durante la patrulla. El ambiente no es de bullicio. Falta juventud que sin duda estarán colgando el cartel de fin de fiestas en algún otro municipio. Pero las despedidas y despedidos de soltero y de soltera que han elegido esta fecha rellenan los huecos. “No lo deis todo; guardad para mañana” les aconseja un compañero. Los rincones del centro de la ciudad hacen presagiar que algo se avecina. Se detecta la actitud dubitativa y observadora de quienes han venido de otras provincias a conocer la ciudad. Puede que por primera vez se vendimie antes por las calles y la laurel, que en los viñedos. Este año han venido pronto: ¡¡comienzan los San Mateos!!! Sigue leyendo

DIMES Y DITERES.-

La noche empieza acalorada; pero no en la calle sino en la Comisaría. Breve reunión entre los compañeros para tocar un asunto interno. Parece que el desacuerdo es más por las Formas que por el Fondo. En eso parecemos estar los implicados de acuerdo. Pero cada uno, claro, desde su perspectiva. Es normal que haya discrepancias en una plantilla de más de doscientas personas, ¿no?. Si pensáramos todos por igual podrían pasar dos cosas Sigue leyendo

INTOXICACIONES ETÍLICAS DE UN MARTES A LAS 22h

Noche del pasado martes. Ésta semana me está resultando entretenida. Siento decirlo. Entran llamadas; especialmente hasta medianoche.
El reloj del coche aún no marcaba las 23h, y para distintos puntos de la ciudad ya se requieren sendas ambulancias.

En portales con los muros un grupo de personas nos esperan. Entre ellas reconozco a un fotógrafo de prensa. Han observado a un varón de unos cincuenta, caer al suelo afectado notablemente por exceso de alcohol. No se trata de un indigente, ni de uno de los congregados habituales, escaparate de la ciudad y del referente juvenil -de cómo no deben acabar-, junto al Instituto Sagasta. Sigue leyendo

MIS VECINOS PORRUDOS.-

Acabo de salir de casa a pasear con mi nuevo compañero de cuatro patas. He aprovechado deliberadamente la ocasión para hablar con una cuadrilla de chavales, que todos los días, mañanas, tardes y/o noches, se juntan en el lateral del edificio a fumarse sus canutos de maría. Todos me conocen. Logroño es pequeño y los polis siempre los mismos. En alguna ocasión les he cacheado y seguro que uno u otro tendrán una denuncia mía.
El caso es que sé que se reúnen a diario. Sigue leyendo