Botellón, cacas y consecuencias.-

policia logroño logrono botellon perrosEl pasado día 18 subí esta foto al Twitter de la zona del soto inundable del Ebro. Aquello se ha convertido en –con perdón- un cagadero de adolescentes. Esos papelitos que veis son parte del resultado de pises y excrementos.

Gracias a la iniciativa de algunos de mis jefes por haberse empeñado en emplazar ahí a las personas que consumen alcohol en la calle –botellón-, ¡¡¡cuando no está prohibido!!!, y a la más o menos buena intención de algunos políticos (se empezó con un partido y se siguió por el otro), grupos de botelloneros se desplazan hacia la parte inferior del Parque del Ebro; y aquello, entre la música, los plásticos, las botellas de cristal, algún porrete, el alcohol que se juman y el factor nocturnidad, se ha convertido en un lugar desagradable.

Resulta que el Soto Inundable del Ebro es la única zona de la ciudad de Logroño, en la que está permitido tener sueltos las 24h a los perros, y resulta también que los perros se pirran con tanta kakita wüena. Soltarlos es arriesgarse a que merienden a deshora, a que se refroten con el olor de los pises de una hembra humana y a que se coman la caca de un prenda. O viceversa. A esto debemos sumarle el peligro por los cristales.

Toda la zona de la arboleda del soto, así como la franja de penumbra que se forma bajo la pasarela peatonal es un asco. Desde luego que si permitimos a los perros hacer ahí sus deposiciones -fuera de los caminos-, cómo no lo vamos a poder hacer las ‘personas’. La diferencia está en el fuerte olor de las deposiciones humanas concentradas, y a los papeles y basura que llevan asociadas.

La solución no es ocultar el problema, desplazarlos de zona, destinar operarios para limpiar rápidamente antes del amanecer, etc. La solución es encarar ese hábito con celeridad antes de que coja más arraigo -llevamos entre 4 y 6 años y va en aumento-, y plantearnos si debemos condenar el ocio de los jóvenes desde sus 14 años. Todos van ahí, porque entre ellos hablan y saben que “Todos están allí”. Y el que no fuma o no bebe…se siente o le hacen sentir apartado y ‘raro’.

Además del daño a la juventud el botellón provoca ruidos y molestias a los vecinos, suciedad, defecaciones, orines; todo ello en la zona del parque y en los portales y garajes aledaños: http://www.larioja.com/v/20120926/rioja-logrono/botellon-mateo-desmadra-20120926.html (ver también fotos ‘noticias relacionadas’).

Los artículos 17.b y 29.k que recoge la Ordenanza Cívica resultan ambiguos y contradictorios: “…cuando conlleve algún tipo de alteración del orden público”. (Búsquese cómo define la Jurisprudencia “alteración del orden público”).

 

Para comentar esta Crónica pincha aquí → http://www.facebook.com/policiasocial.org

 

policia logroño logrono botellon perros

policia policía logroño logrono botellón botellon perros parques

 

Para comentar esta Crónica pincha aquí → http://www.facebook.com/policiasocial.org