‘Mis primeros Pirineos, guauuu’

Magnífico día en las cumbres pirenaicas! Mote alucina con su nueva vida. Impulso de ayer tarde nos ha traído hasta aquí. Pequeño susto en el viaje de madrugada. Luego os cuento. Los que no sepais que hacer hoy…salir inmediatamente de casa y patear un rato por los senderos de la Sierra Cantabria o los Cameros. Aprovechad la nieve caída y el sol.
Nos vemos 🙂

policia logrono logroño

Os subí una foto al facebook en plena caminata matinal; el sol tan radiante que veis disimulaba unas temperaturas de entre -10º a -15ºC bajo cero, acompañados de un viento del carajo. Hacía tanto frío que cuando Mote levantaba la patita contra un árbol para hacer pipi, a los pocos segundos se quedaba unido a él, jajaja.

Partimos de Logroño a la hora de cenar para llegar a un bonito enclave pirenaico a las 4 de la mañana. Os quiero confesar que me hacía ilusión pernoctar esa primera noche en la furgo con mi compañero de piso -la mascota que dicen algunos-; no le dejo subir al sofá y menos aún la cama, ¡¡¡bastante pelo recojo ya por el suelo!!!, así que fue una buena oportunidad para dormir en manada, jeje, si no fuera porque estábamos a -8ºC y el bichejo lo hacía en su trasportín bien aislado y un servidor encerrado en un saco acorde a las temperaturas. A la mañana siguiente nos uniríamos al resto de la expedición para pasar un buen fin de semana.

Como anécdotas durante el viaje nos ocurrieron un par de sustos. El primero no fue mucho. Pasado el área de servicio de Logroño en la autopista, lo que parecía una jineta estaba inmóvil en el centro de los dos carriles. Lo más peligroso fue en el tramo de autovía entre Zaragoza y Huesca; cuando sobre las dos de la mañana observé -Mote iba durmiendo-, dos vehículos parados en el arcén derecho con los intermitentes de avería, y mientras me imaginaba lo peor, justo en ese momento, pasaba por encima de uno de los dos jabalíes que yacían muertos en sendos carriles de circulación. Os podéis imaginar el peligro para el tráfico que circulaba, que por suerte a esas horas no era mucho. A la pareja que viajaba unos cuatro minutos por delante de nosotros, les cruzó en plena autovía una manada de jabalíes. El conductor, atento a esa posible circunstancia, no desvió la trayectoria del automóvil; llevándose por delante a uno contra el circuito del radiador, y golpeando con la esquina a otro animal. Ellos avisaron de lo ocurrido al 112, y me permití volver a avisar para advertir del peligro.

Otros jóvenes pasaron por encima con su vehículo y pararon a comprobar los daños. Me quedé con la pareja por si hubiera algún nuevo accidente, hasta que cuatro patrullas de la Guardia Civil llegaron a toda pastilla desde distintas direcciones, con las lucecitas azules dando vueltas, dispuestos a retirar de la calzada los dos jabalíes muertos. Por suerte estábamos a doscientos metros de una bifurcación, y facilitó su llegada. Suerte también que no hubo más accidentes. ¡¡¡Casualidades de la vida!!!…la pareja accidentada son vecinos de unos familiares. Al decirles que tenía al “chiquillo” en el coche, me cuentan que no tienen perro, pero que ella había estado esa misma tarde visitando la perrera de Zaragoza con una amiga. Así pues, me alegré de haber ayudado a quien trata de ayudar a otros más débiles. A los perros en este caso. Os dejo con unas fotillos del viaje!!!! 🙂

Mmmm…que fresquita está la nieve!!!! 

Al rico helado!!!

Qué le pasa a los niños cuando comen mucho helado???

Ay ay ay...como se le quedó la garganta por la noche!!!

Un momento de descanso. La cumbre del Perdiguero al fondo.

A la mañana siguiente estaba como una rosa

Para comentar esta Crónica en facebook  pincha aquí

 

Comentarios a través de Facebook:

Solana Loizaga Guix q pasada de fotos y q hermoso es el modelo!!!!
22 de febrero a la(s) 12:09 · Me gusta ·  1

 

Para comentar esta Crónica en facebook  pincha aquí